Páginas vistas en total

martes, 26 de julio de 2011

see you





Micrones

El antagonismo
de dos que no se conocen
ni conocerán jamás


Así de nunca puede decirse esto

la sabana se petrifíca

además estamos nosotros

Puestos en jaque
Enredados en cordeles
de cobre y cobalto

El hilo narrativo
de esta locura

Las muñecas
De lado
Desorbitadas

Tienen
el fondillo
gastado


han esperado
demasiado
en el barro



Las rodillas
recubiertas
del musgo
que trae
la creciente

Verde
Te vas poner
si seguís así

repetías mientras
los cormoranes hundían
los ganchos en el bajío

Sabíamos bastante

Desfallecer

Llegar al monte a buscar la lapida

el límite difuso de la mantis


Jamás de los jamases la encontrarás

El bosque es demasiado frondoso

No alcanza
Con descubrir
las piernas
y sacudir un poco



No alcanza
Con abrir las conchas
y hacer un rosario
de esas perlas de plástico

pensar en naftalina


Esto es demasiado poco

Se corta la vos

voz adentro
del eco del culo
que se zarandeaba
al compás de la tarde
trasportando esqueletos

envases
de brama
descartable
para
los dragones
del halcón

fresquita
traspiradita
imploran

La lengua se hace
y deshace
a un lado de la legua

la laguna mental

la vacación de mis actos


podríamos arrojarnos al suelo

sentir los pasos
del caballo cansado
o la amazona o la dueña

Podes dibujar
las yeguas pastando
en las banquinas de hurlingan

No

Todos nos perdemos en la búsqueda

No todos interactuamos
y coexistimos
en esta negativa


La no disponibilidad

Los cinco segundos
de anonimato
que se secaron como
un guazcazo
en el dobladillo del chupin

el chupandeli
no se dio cuenta
y tiene la razón

te la van a dar

El oro cayendo detrás de la trama

Oídos sordos
Estómagos llenos

Partículas
y partituras
Acéfalas


Todo eso que se fue es la gloria


el éxito paupérrimo
de los peces que mueren
queriendo decir algo
junto al balde

Hormigas con embriones
de estómagos armados
para trasportar ideas
que se caen toronjas
del dulce pico de las colegiales
que llenan su aipo de velvets y udergrounds
de canto sobre las ochavas

tarareaban

le cortaban la respiración

El trago más agrio del bar religión
A donde suelen acudir los baquianos
que vuelven de las barracas y las barcas

La ortodoxia de las boteras
que se parecían a vos cuando aun creías en nosotros
y padecían estigmatismos irreversibles escalando
el gremblin y se cruzan de piernas mientras pintan
las uñas de la señora antes de salir a comer los nervios
con lo que parece ser un partido

Para mi mueren en cero

El mequetrefe
que arranca



la bandeja
justo en al entrada





La hembra penetrada
por la pata del dinamo

Shoqueadas

Desparramadas
el ,su locura eyaculando
y escarbando la grieta

Ahí me encontrarás

De ahí salió
la punta del bichocanasta
devenido en carnada
con una questión
matete todo

El todo débil

Hacia donde miramos cuando nada

Todo

Tejer y renacer

ensartar

Partir en el instante mismo

Piezas en penumbras
Reinas y peones

El llano

Lo llano


Jamás de los jamases

Lo entendes?